Ayotzinapa: la reedición del 2 de octubre

Unas semanas muy vertiginosas: La reedición del 2 de octubre, con un nuevo enemigo a vencer.
La barbarie

Estas semanas que acaban de pasar realmente fueron emocionantes –obvio, en el aspecto de sucesión de hechos relevantes– y vertiginosas. Los hechos cambiaron con una fugacidad tal, que me dejaron atónito. Ni moverme, para entender lo que sucedía realmente. Hechos que, como sucede muchas veces en la historia, dan un vuelco al curso de la vida, una vuelta de tuerca, como se dice en la jerga. 

Todos los punks anarquistas sabemos lo que ha pasado en éstos días. Sabemos de la simulación y tacto políticodel gobierno, ante las protestas de IPN. Todos los izquierdistas mugrosos y presuntos anarquistas sabemos que los poderosos pretenden frenar la protesta pública y de paso criminalizarla (como han venido haciéndolo desde el mismísimo puto 68) al presentar la forma correcta de protestar, como lo hacen con los estudiantes del IPN (que como dice kaio: esperemos que no se yosoycientotreintaidorisen)  y confrontarla ante los medios contra la forma incorrecta de protestar. Un puto dualismo de mierda entre manifestantes buenos versus manifestantes malos –el mismo juego en el que varios compañeros han venido cayendo:  anarquistas buenos y anarquistas malos–  para tener justificación y consenso para hacer lo que saben hacer: golpear, reprimir, y recientemente …matar.

Como muchos de ustedes, yo también veo el noticiero de Dóriga, para (entre otras cosas mentarle su puta madre) calcular, tantear la reacción del gobierno. Y veo con asco (como cuando estás en un vagón del metro a reventar de cabrones y alguien se ha echado un fétido y asesino pedo.  ¡¡¡Ahrggggg!!!! Perdón por la escatología, pero es la forma más gráfica de representar mi asco al gobierno y sus instituciones) como el gobierno federal pretende estar codo con codo con la sociedad ante el hecho de los estudiantes asesinados de Ayotzinapa.  ¡Con qué impudicia, hacen esa simulación!  ¡Sin un asomo de rubor!  Ahora resulta que son defensores de los estudiantes. Ante éste aspecto de la televisora del gobierno ya no tengo –ahora–  que decir mas que un clásico (por su simpleza vulgar y contundencia) y necesarísimo: ¡¡¡¡Chinga tu reputísima madre Dóriga!!!!


El gobierno federal y estatal se "indigna" junto con la sociedad. ¡Cínicos!

Me permito una mas de mis extravagancias domésticas, para tratar de dimensionar el momento que vivimos, y que no nos quieran chorear los analistas del gobierno, y los simples. Resulta que mi padre a la edad de, supongo, 20-25 años compró un ejemplar del clásico de Elena Poniatowka La noche de Tlatelolco. Lo leyó, se indignó, y de paso se volvió un izquierdista embrionario –ya que sus vástagos salieron como la chingada de radicales  Ja, ja, ja.–  desconfiando del poder. Y en la primera página escribió una paráfrasis, tomada de por ahí, del sentir de esos tiempos. 

En el 68 era más peligroso ser estudiante que criminal


Indignación en México y el mundo por esta masacre. Foto: Kaio

Y ahora sucede exactamente lo mismo.

Bueno, como había dicho antes, Nos quieren convencer de que eso quedó lejos, que sólo queda conmemorar, que esos tiempos oscuros han pasado y que tenemos que disfrutar la democracia en todo su esplendor. Y no es mi afán revivir, o desear que se sucedan los hechos represivos, para así tener una asidero que le de sentido a mi vida rebelde. Pero, ¿qué te dice el hecho de que en la noche de la agresión a Ayotzinapos, los esbirros atacaran también a un grupo de fútbol, porque los confundieron con estudiantes? Pues que la policía en vez de hacer su “trabajo” al recibir la denuncia de un pequeño comerciante al ser extorsionado por bandas de rufianes que se hacen pasar por La familia Michoacana, o los Zetas, o La mano con ojos; en el mejor de los casos, mire hacia otro lado, en el peor, que de plano esté coludido son esos hijoputas. Y en manifestaciones con Ayotzinapos o en manifestaciones en otros sitios trate a los estudiantes como a los más peligrosos delincuentes y asesinos. Sin ánimo de discusiones bizantinas, al expresarme de la forma que lo voy a hacer, repetiré en éste blog, la picaresca que se escucha por allí en las calles y los barrios contra los policías abusivos.

Contra el pueblo bien cabrones. Y con el narco maricones.

Foto: Kaio

Ahora está mas cabrón, somos herederos de años de conformismo de miles de mexicanos, que no hacen nada y estorban al que se atreve a hacer algo. En el 68 el enemigo de la democracia o de la libertad  –según en que lado del espectro político te encuentres– era el gobierno, la policía y el ejército. Ahora se une un nuevo enemigo y también tristemente, como en el caso de los policías y los militares: son del mismo pueblo y también son traidores de su clase. Me refiero al llamado crimen organizado, al Narco, al sicariato y demás ralea. La tradición marxista les llama lumpenproletarios yo ademas les llamo hijos de puta traidores. Así se vislumbra el escenario de muerte, para la sociedad.   Los verdugos son: Ricos-Políticos-Reyes-Iglesias-Milicia-Policía-Narcos.

Antes Zabludowsky, decía que los malos eran los comunistas que venían a infectar, con ideas exóticas a la noble juventud mexicana, que el partido comunista tenía sus tentáculos metidos en la protesta. Y Díaz Ordaz, en entrevista tiempo después en la famosa entrevista con un novicio del reportaje.   Dijo más o menos que si no fuera porque él hizo lo correcto en el 68, “usted, muchachito.  No estaría aquí entrevistándome con total libertad”


En el minuto 7:43 está la dichosa frase. Si es que tienen estómago pueden ver las entrevistas completas de éste imbécil 

Ahora en esta edición, 2014. Los malos son los “autodenominados anarquistas”  Ja, ja, ja. Los malos son los nacos de Ayotzinapa, semillero de gente chingona, gracias a su formación humanista y la extracción de su matricula (pobres). Lucio Cabañas, entre otros que decían que Hacían patria. Yo propongo que "hagamos patria" también (por usar éste terminajo, ya que nosotros nos cagamos en banderas y fronteras y en nacionalismos de pacotilla, es más, considérese el uso del término como puro juego retórico) como lo hicieron en éstos días los estudiantes de Ayotzinapa al quemar el congreso.




Los cuerpos represivos tienen casa, y no viven en Las Lomas de Chapultepec. Si pueden ¡¡¡¡¡Jodámoslos!!!!!!

Y para alimentar más el sano odio. Me despido con ésta rola de Asto Pituak, para alimentar nuestro odio sanamente.






Un/a policía se desangra, alguien le vació
las entrañas y escupió sobre su placa,
que se joda.
Un/a pikolet@ que agoniza, vari@s punkis
le han hecho trizas, ha sido una brutal paliza,
que se joda.
Un/a suci@ nazi no respira, tiene la cabeza
partida, alguien le dio los buenos días,
que se joda.

No llegarán a la vejez, porque
enterrad@s tod@s están muy bien.
Dos militares de paisano, tranquilamente paseando
vieron vaciarse aún más sus cráneos,
que se jodan.
Tres munipas crucificad@s, sus bocas
repletas de multas, la gente ríe y les insulta,
que se jodan.
Curas y monjas medio muert@s, junto al/la delegad@
del Gobierno, mañana irán al cementerio,
que se jodan.

No ha sitio para más rencor,
está hipersaturado nuestro corazón.



Foto: Kaio


Foto: Kaio


Foto: Kaio

Foto: Kaio

Comentarios

Entradas populares de este blog

Discografía - Accidente

Familia Asesina/Discografía - Descargas

Viene un 2 de octubre más de encapuchados... y de anarquistas contra anarquistas