Viene un 2 de octubre más de encapuchados... y de anarquistas contra anarquistas



Desde tiempos pretéritos a mi generación, ya que nací en el año de 1981, mi padre compró un “Libro del año: 1981” de la extinta Grolier. En dicho libro se mencionan los acontecimientos en ese maravilloso año, lamentablemente los acontecimientos funestos ocuparon una gran parte del libro: un guato de conflictos y mala leche de politicastros, hambre y todo el catálogo infernal al que estamos acostumbrados hoy en día. 

Bueno, ¿y a qué se debe todo este comentario doméstico?, es que un gran sector de la izquierda institucional, y alguno que otro despistado del underground, se empeña en glorificar el acontecimiento 2 de octubre como lo mas glorioso e insuperable acto de sacrificio y despertar de conciencia de las masas.Y, obviamente fue un acontecimiento muy importante y trascendental, claro, no vayan a pensar mal tomándome como un vindicador de Díaz Ordaz o algo por el estilo; el país era un hervidero de jóvenes radicales (sí, radicales, aunque ahora cueste trabajo pensarlo viendo a varios de ellos cooptados) y aunque también, como en todo, a jóvenes muy moderados, para compensar el siempre eterno movimiento pendular en cuanto a política y movimientos sociales se refiere, que oscila de derecha a izquierda.               




Leyendo un interesante libro sobre la guerrilla en México en las décadas de los 50, 60 y 70 culminando en el 81, llamado México armado (La autora es Laura Castellanos y lo edita Era, por cierto, es muy recomendable) uno observa que los chavos estaban dispuestos a todo, y lo lograron (en cuanto a posición radical). Recuérdese el asalto al cuartel Madera, y varios acontecimientos (la idea sola de lucha armada, propaganda en maquiladoras de Ciudad Juárez, y ganas locas de cambiar el estado de las cosas) naturalmente la gente menos radical y moderada quería apertura, reconocimiento de derechos, disolución de cuerpos represivos, tránsito hacia una democracia real, etcétera.

Todos sabemos el desenlace de esa suerte de primavera juvenil mexicana, manifestación de lo que ocurría en todo el mundo libre.


México 1968. Una herida que no sana


¿Cuál es mi problema? Que esa generación y las subsecuentes ­­­­­­–unos por conveniencia, y otros por real convicción– desacreditan el devenir de la rebeldía hoy en día. Su argumento estrella, es que: "México era otro"que antes si estaba pelado, ya que antes no había libertad de expresión. Dicen que ya pagamos el tributo de sangre para las generaciones venideras, ya no es necesario luchar con la vehemencia que se requiere. Ya tenemos instituciones más democráticas. ¡Carajo!, ahora hasta el sistema organiza tocadas de rock masivas, programas de televisión para que ya no haya #Yosoy132, todo transmitido en el canal institucional, donde antes –expresión del rockero Alejandro Lora– sólo podía tocar la hija de Silvia Pinal, ¡vaya! hasta el propio Lora ya tiene la tan anhelada apertura.¡Qué asco!


Pero regresando a mi librito que compró papi (¡Mierda!) Pues resulta que sí, si hay democracia, multipartidismo, alternancia, un instituto electoral súper confiable, etcétera. Pero te das cuenta que todo va empeorando, en mi ejemplo del libro; desde 1968 hasta 1981 todo va de mal en peor. Las mismas razones para rebelarse; pobreza, engaño, matanzas, esclavitud involuntaria y voluntaria, guerra, fraudes, bajos salarios, desempleo, y el dinero avasallándolo todo. 

Bueno, el salto lógico para todo espíritu incipientemente libre de 13, 14, 15, 17 años de edad, es el camino de la izquierda, el socialismo, la libertad, el zapatismo (en mi generación, antes era Cuba), el underground y la reivindicación de las luchas anteriores como símbolo. Una de esas luchas: el 2 de Octubre. Símbolo más que lucha. Todo mundo se la sabe, de López Dóriga, pasando por tu vecino de al lado, hasta el mismísimo sup Marcos. La expresión ritual más clara de ese símbolo: La Marcha.






Y es que es exasperante como la marcha del 2 de octubre es una especie de liturgia laica que se repite año con año, y como ritual sagrado no permite que se profane. Es propiedad de el sacerdocio acólito de esa generación. Ellos hicieron la lucha –repiten dichos acólitos y por lo tanto, ya no se vale seguir por la vía de desobediencia (que ellos mismos practicaron) que ahora es mejor. Ya se puede marchar libremente.Sí, pero el péndulo del Estado mexicano se está volviendo hoy en día más hacia la derecha, las manifestaciones se hacen más cabronas, los policías están cada vez mas fieros. La represión está a la vuelta de la esquina.

Lo más visible en las marchas actuales, son los anarquistas, que recurren a la acción directa violenta, a la propaganda por el hecho de forma impetuosa. Las acusaciones van, desde las mas suaves, como: que por ellos se desata la represión, todo por sus acciones sin medir consecuencias, hasta las que profieren los más osados, delirantes y simples, que dicen: que no son anarquistas, que son porros, agentes del PRI, o del PRD según el grupo acusador; que están contratados como grupo de choque para disolver la marcha pacífica. Consideran que la marcha por si sola, llegando en paz al destino preparado, concluyendo el ritual, completo con el puño izquierdo alzado, es una victoria contra el poder y que los profanos no dejan consumar. 

¡Vaya! Hasta ataques de la banda, dando por hecho que el black bloc no es anarquista. ¡Bah! Me la creo de Elena Poniatowska, que asegura que ella sabe qué es un "anarquista bueno", como Pessoa (sic), Durruti, y los Flores Magón, y no unos anarquistas malos  como los encapuchados. Pero ¡¡¡De la propia banda!!!   

¡Ay Elenita! Como siempre los "intelectuales" cagandola


Puedes estar o no de acuerdo con la protesta violenta, insurreccionalista, o el black bloc.  Pero no te da derecho a contribuir a la desinformación que los medios están encargados de esparcir, al repetir que los encapuchados no son anarquistas, como lo divulga la izquierda oficial, o bien, que son anarquistas y que eso es sinónimo de vandalismo, eso es lo preocupante. El enemigo es la institución policial, el Estado. Pero no la banda. Tengamos muy en cuenta esto. Citando a Bonanno, "los anarquistas molestan", provocan escozor, precisamente por que no aceptan los modelos impuestos o autoimpuestos, de protesta, como las marchas.
        




Pregunta. ¿Quién que se llame anarquista, no se asume como criminal? Sí, porque al estar contra el poder, estás fuera de la ley, indiscutiblemente se es un criminal de primer orden. Es cierto que esto de las acciones violentas tiene sus matices, sus reglas, sus métodos. Que muchas acciones son pura rabia contenida, impulsos viscerales, acciones sin pensar. Es cierto. Allí es donde debemos ponernos las pilas, para que tome forma la acción (cosa harto difícil, lo sabemos, pero que esto no nos paralice) informándonos y difundiendo contrainformación. Y haciendo debate. Pero nunca descalificando a diestra y siniestra, o difamando con la cantaleta de son agentes del PRI o del PRD que tanto les encanta a la izquierdilla, a Morena y a los "pacíficos".

Por cierto, en internet hay un video de la Jornada Veracruz con unos encapuchados anarquistas, lo son, es evidente, hace falta ser muy simple para juzgar que son individuos pagados por el PRI. Es interesante el video, los argumentos de los compas, son los que deben ser. Aunque hay comicidad involuntaria, con una respuesta de uno de los chavos que al preguntársele el objetivo del black bloc, responde que es para proteger al resto de la marcha de la represión policial. Ja, ja, ja.






Con odio.  

Buho.



Comentarios

  1. kamara buho esta muy chido todo lo k komentas y kreeme k yo apoyo esas acciones pero en este momento yo lo k veo es k hay mucha inmadures,falta de organizacion para realizar este tipo de acciones ya k komo komentas much@s compañer@s solo hacen x sakar la rabia y odio k tenemos dentro y kual ha sido el kostoso resultado kompañer@s detenid@s y enkarcelad@s hay k hacer acciones pero mas organizad@s ya hay k madurar ya no tenemos 15 años hay k realmente ponernos las pilas ANIMO DELINCUENCIA X LA RESISTENCIA ANRCOPUNK MIS MEJORES DESOS SALUD, AMOR, KAOS Y REBELDIA DIDI ESKUPE TU ODIO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Asi es amigo Didí. Solo aclarando; no apoyo totalmente TODAS las acciones violentas, y tampoco pienso que TODAS las acciones violentas son producto de adolescentes, aunque tampoco TODAS son producidas por la gente mas conciente. Tampoco digo que en TODAS las marchas se necesitan acciones violentas. En lo que concordamos todos, es que hay que actuar con cabeza fría y con organización. Y tener claro el enemigo: El Estado, mas no la banda. Cámara va.

      Eliminar
  2. Yo creo que hay que separar la violencia de las marchas tradicionales, porque el tipo de mentalidades de las personas que van a las marchas tradicionales a las que prefieren acciones violentas contra símbolos del estado, son de mundos diferentes, tratar de hacerlas concordar en forma y contenido no es posible, así nos lo ha dicho la experiencia cuando vemos en resultado a ambos bandos discutiendo y desacretitándose. Por ende la mejor logística reside en una verdadera planeación aislada, tanto de la parte tradicional como de la radical.
    Saludos y salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En efecto camarada anónimo. Concuerdo totalmente contigo. De hecho la funcion del black bloc, es ser un bloque aparte, para no mezclarse con otras formas de manifestarse, con otros bloques, pues. Aunque por otra parte. Se necesita provocar, hacer algo.

      Salud!!!!!

      Eliminar
  3. Como corolario. Recuerdo el estribillo de una canción de un grupo español de la década pásada; A-deguello.

    Y si no cambiamos todo / Nos habremos desahogado / Nos habremos divertido / Y les habremos jodido.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Discografía - Accidente

Familia Asesina/Discografía - Descargas