No quiero que un empresario me motive a trabajar. Viva la holgazanería.



Voy directo. Que Robert Kiyosaky con su puto Padre Rico Padre Pobre y Seth Godin con su ¿Eres imprescindible? Se pueden ir directitos a la mierda. No los soporto.

Muchas veces en este inmenso mar de letras, artículos, periódicos, libros y videos, tengo que ver, paja y más paja para encontrar algo que me interese.   Algo que me motive a pensar unos minutos, antes de ir a Youtube a mirar algunos putos videos. Esta semana algo me hizo arquear las cejas. Ya la había barajado en algún momento, pero hasta hoy es que decido pensarlo y analizarlo –bueno, al menos en mi jodida mente.  Ja, Ja, Ja–.
 
Es un fenómeno muy curioso de nosotros los humanos. Muchas veces nos resistimos a creer los hechos evidentes. Nos dicen, y nos dicen, nos muestran y nos demuestran, que nos olvidamos de varios puntos importantes sobre un tema. Somos renuentes a aceptar otras visiones mas allá de los noticieros o los expertos analistas del canal de las estrellas o los columnistas más respetables de los periódicos. 

Pero luego viene un charlatán prestidigitador, y nos "abre los ojos"  –a medias–  a lo que nos estaba vedado. Nos dice de la forma más chabacana posible cómo es la vida, cómo nos han engañado y cómo toda la vida hemos estado engañados. Mercachifles de las ideas, que copian y toman un poco de todo de varios autores clásicos, nuevas teorías. Algo de hinduismo, un poco de sabiduría  sufí, algo de psicoanálisis, una pizca de filosofía humanista. Y hasta algo de algunos autores anarquizantes. Los meten en una licuadora, y le agregan un poco de azúcar y colorante, para que nos brillen los ojitos, y no nos dé sueño leerlos. 



El charlatán de Kiyozaki


Tenemos exitazos como las obras de Paulo Coelho, Hinduismo muy occidental con Osho, algo motivacional de Og Mandino, títulos audaces como "El rinoceronte", manuales para cabronas, copias y émulos de Abrahm Maslow. Amalgamas improbables de temas como dichos de Swuamis, Taoísmo y éxito en los negocios concatenados en un solo libro con tal ahínco e ingenio, que cuando lo leo, casi, casi me la creo. Me siento todo un emprendedor-guerrero-místico-triunfador en los oscuros caminos de la empresa y las pruebas a las que me someten las organizaciones laborales, para hacer fluir el orden cósmico, para hacerse el uno con el tao y bla, bla. A veces no reconozco a Confucio, cuando dice -en los libros en cuestión- que el éxito con mi gerente es lo máximo, que el ascenso que me dieron ayer me hace un triunfador, que he recorrido el camino del anacoreta, o que tú naciste para ser un triunfador y llegar así a… bla, bla, bla.



El libelo de Godin. Si lo tienes ¡límpiate el culo con el!

Dos autores que me ocupan en este artículo es un cabrón llamado Robert Kiyosaky, con un puto libro de mierda llamado Padre Rico Padre Pobre.  Y el otro autor, que después de buscar un poco en la internet, me enteré que se llama Seth Godin, con un libro que se llama ¿Eres imprescindible? Digo esto, por que leí, vía un contacto de Facebook, un link sobre el trabajo asalariado, el trabajo de oficina, y de cómo el sistema quiere que seas una pieza intercambiable. Que eso hace más fácil sustituirte y abarata la fuerza de trabajo.   

Los que trabajan en empresas, oficinas, fábricas ¿Cuántas veces no han escuchado la máxima del puto patrón de que nadie es necesario? Pues es precisamente lo que nos platica el puto del Seth Godín en su libraco. Nos dice del mito de el trabajo de oficina para las clases medias y nos recuerda que, uses corbata u overol, eres lo mismo: una pieza intercambiable. Como una batería Duracell, que cuando ya no tiene energía, puedes tirarla y comprar otra. ¡¡¡Incluso de menor precio!!! Hasta aquí todo bien. Algo que todo buen izquierdista, progresista, hipster, anarquista y punk sabe. 


Un escrito loable, un buen texto mas para reflexionar el estado de las cosas. Pero, el pedo viene después. El cabroncete nos viene con que debemos dejar de ser piezas intercambiables de la máquina (Siiiiií) para convertirnos en “ejes” de la empresa y nuestra vida (más o menos) y llegar a ser un líder triunfador (¡¡¡Por los clavos de cristo!!!) concluye con más basura pragmática gringa. De esa de las que les hablo. Y lo peor es que éstos libros forman parte de los llamados best sellers, leídos por millones de personas en todo el mundo. Esto es un jodido engaño señores. Un puto insulto a la inteligencia.  Un lavado de cerebro más tipo "el cambio está en uno"…. ¡arhhhhg!. Hasta se me revuelve el estómago con esa mierda. 





Y peor, éste Seth Godin, es un vendedor, un empresario, y un merólico más de el pensamiento gringo. Sí, después, en las librerías Ghandi y el Sótano -esas marcas con las que algunas chavas bien y no tan bien se pasean con sus bolsitas con mensajes de "yo soy bien lector"–   y hasta en el Aurrerá más pinchurriento, encontramos al tal Kiyosaky, vendiéndonos cursos de finanzas. Su libro más conocido: Padre Rico, padre pobreDonde comienza también platicándonos de cómo los ricos se hacen ricos, de que no sabemos manejar el dinero, etc. Algo que particularmente me llama la atención, es su frase de que los pobres estamos en la carrera de las ratas, que sólo trabajamos para pagar deudas, para comer, para consumir. Que es una verdadera carrera, sin duda es a muerte; que incluso si ganas en esa carrera, sigues siendo una rata; que ya no vale una carrera universitaria para el ascenso social –algo dolorosamente cierto– y tener un ingreso digno. Todo muy bien igual que el otro libro. Hasta que sale con la misma cantaleta de que el cambio está en uno y que debes desarrollar el líder y emprendedor que hay en tu interior, etc. Basura.

¿Por qué me molesta tanto, si aparentemente son buenos consejos? Consejos que pueden ser ilusos, pero llenos de buena intención, pero forma parte de la filosofía gringa llamada pragmatismo que viene de los siglos XVIII y XIX. Filosofía para justificar el poder de unos, filosofía creada ex profeso para una nación llena de empresarios. Su propuesta: lo real es lo práctico; lo que no es práctico no existe y si no existe no sirve. (pragmatismo viene de la palabra praxis=práctico) Y el dinero encaja muy bien con ésta filosofía. De ahí surgen varias palabras favoritas para el capitalismo, tales como "emprendedor" o "empresa". Cuyo concepto es de alguien que emprende, que comienza, que es pionero, generando varias expresiones clásicas de lo gringos y los capitalistas como: "time is gold" el tiempo es oro, es dinero o "bussines is bussines" negocios son negocios. 

No les vengas con las jaladas exóticas de derechos humanos, de dignidad, de autonomías. Para ellos son pendejas. Nótese que la expresión en México para los gandallas, ladrones y manilargos es que: son bisneros. ¿Y qué son los ricos? Unos gandallas bisneros, pero con camisa, corbata, buen gusto y alta cultura.     

Su moral contra la nuestra. Por eso no es exagerado afirmar que estamos en verdadera guerra y que tenemos intereses irreconciliables. Por eso ver que la gente se cultiva con estos charlatanes, es como una patada en los güevos. Este tal Kiyosaky es un empresario, vendedor. Fundó una empresa con otros socios. ¿Y qué pasó? La puta empresa se declaró en quiebra, y después ya no. Así su cacareada libertad financiera se fue por tierra. Asco, asco, asco.


Así nos quieren ver


No quiero que me anarquice un par de merólicos, empresarios. Restregándome, que el trabajo es una mierda, que si somos pobres es porque estamos pendejos, y lo peor: que los ricos son ricos porque lo merecen. Tal es el mensaje implícito de estos personajes.

El lado cómico de éste artículo, es que varios de los defensores de éstos cabrones pretenden hacer comparaciones de sus filosofías con las de, por ejemplo, Marx. El cotejo es mas o menos así:


Marx -Los pobres son proletarios. La solución para que no haya pobres. Es la revolución violenta, para quitar a los detentadores de los medios de producción. O sea es una solución colectiva.

Kiyosaky -Los pobres son oficinistas y clase media. No saben manejar el dinero. La solución es una revolución interior. Ser emprendedor. Una solución individual.  

Añado. Es imposible. ¡No todos pueden ser ricos! Si hay ricos es porque hay miles de pobres y si hay pobres, es porque alguien es rico.

Sin otro particular. Les conmino mucho odio. 

Buho.


Comentarios

  1. Hola Hermanos me gusto mucho está publicación, creo que toda la banda debe tener un breve conocimiento de conceptos económicos para de ahí partir; me refiero por ejemplo: qué es el dinero? no es más que una herramienta que nos ayuda al intercambio de bienes y servicios para satisfacer las necesidades del hombre, si no existiera que difícil sería cambiar una clase de corte y confección por un par de jitomates. Ahora bien si el dinero satisface mi necesidad de bienes y servicios útiles a mi vida, como lo consigo? Trabajando? Si, la sociedad nos dice trabaja y satisface tus necesidades, pero el punto es: qué asco de trabajos nos ofrecen? Yo no quiero ser una pieza más de este juego ni tampoco quiero ser una empresa explotadora y así volvemos a tocar el punto de conceptos económicos, qué es una empresa? Es el conjunto de bienes capitales y recursos humanos para la producción en grandes cantidades de bienes y servicios útiles, para satisfacer necesidades; las empresas sirven para solventar la gran demanda de necesidades humanas y necesitan como ya se menciono del factor humano el cual debe tener una remuneración de acuerdo a su producción, si tuviera una remuneración de esta forma ya no sería del asco mi trabajo. Y es ahí de donde se debe partir, exigir tus derechos laborales debe ser parte fundamental a la hora de emplearte, como empresario el conocer las respuestas a las preguntas qué producir? cómo producir? y para quien producir? Deben siempre responder tomando en cuenta la dignidad humana y el medio ambiente. Esto ya se conoce se ha analizado y se ha practicado, pero no por todos debemos difundir los derechos económicos sociales y culturales como derechos que son justiciables, que si son violentados debe repararse el daño inmediatamente.
    El no emplearte en algún trabajo u oficio puede desatar envidias, celos, odio, violencia, discriminación; sentimientos que sentimos como seres humanos, pues al no percibir dinero nos hace falta la manera de satisfacer tanto necesidades Vitales como culturales y esto afecta gradualmente nuestra dignidad humana y el entorno donde vivimos.
    Es tiempo de exigir una vida, trabajo y vivienda dignos, la idea es: Nadie puede satisfacer necesidades superfluas hasta que todos hayan satisfecho necesidades vitales y culturales.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Discografía - Accidente

Familia Asesina/Discografía - Descargas

Viene un 2 de octubre más de encapuchados... y de anarquistas contra anarquistas